Mientras que en algunos países acostumbran desayunar apenas un café con una tostada, los desayunos mexicanos van mucho más allá que esto, siendo uno de las comidas más importantes del día y como tal, llega a ser abundante.

Esto lo permite más si es fin de semana.

A veces el ritmo de la semana no ayuda para sentarse a desayunar al puro estilo mexicano pero, cuando llegan las vacaciones o el anhelado fin de semana, las cosas cambian sustancialmente y para el bien de nuestro estómago y paladar.

Y si vas a los pueblos… las cosas llegan a ser mágicas.

Aquí podrás encontrar una variedad deliciosa de comidas locales y si hay algo que disfruto al visitar un pueblo y más en esta época de frío es el champurrado.

El chocolate ha sido parte de nuestra cultura desde la época de los aztecas cuando se preparó como una bebida con especias y masa de maíz.

Pero bueno, no hay que esperar hasta una salida, y el frío viene intenso, así que es ideal para preparar un clásico Champurrado a base de agua, pero también puede hacerlo con leche e incluso puedes agregar algunas cáscaras de naranja para darle un sabor extra.

Resultado de imagen de champurrado"

De cualquier forma que prepares esta bebida mexicana, estoy segura de que disfrutarás de compartirla con tus seres queridos durante esta época de frío.

Ingredientes

  • 8 tazas de agua
  • 200gr de piloncillo o ½ taza de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 2 tabletas de chocolate (si tienes la posibilidad de conseguir el que es de Oaxaca… mucho mejor)
  • ¾ taza de harina de maíz (con la que se hace la masa para las tortillas)

Preparación

Coloca 6 tazas de agua en una cacerola grande junto con el piloncillo y la rama de canela. Calienta el agua hasta que comience a hervir y luego reduce el fuego y deja hervir a fuego lento durante unos 10 minutos hasta que el piloncillo se derrita.

Si usas azúcar regular, este paso tomará menos tiempo, ya que el azúcar se disolverá en aproximadamente 4-5 minutos.

Una vez que el piloncillo o el azúcar se hayan disuelto, agrega las 2 tabletas de chocolate y deja que se disuelvan aproximadamente 5 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Mientras tanto, en un tazón mediano, vierte las otras 2 tazas de agua y mezcla la harina.

Mezcla bien con un batidor de huevos si es posible para evitar formar grumos. Asegúrate de tener una textura muy cremosa.

Cuando el chocolate se haya disuelto por completo, vierta lentamente la mezcla de harina en la olla mientras revuelves para asegurarte de que no haya grumos.

Si deseas estar segura y evitar los grumos de harina, usa un colador para verter la mezcla.

Encienda el fuego a medio hasta que el Champurrado comience a hervir y luego reduce el fuego a bajo y cocina a fuego lento, revolviendo constantemente.

Después de 6-8 minutos, la mezcla se espesará. Dejar de cocinar por 5 minutos más. Ten cuidado al servir ¡su consistencia espesa mantiene la bebida extremadamente caliente!

Resultado de imagen de champurrado"

Notas

A algunas personas les gusta una consistencia muy espesa. Prueba la receta con los ingredientes mencionados anteriormente y si aún deseas una consistencia más espesa, agrega 2 o 4 cucharadas más de harina mezclada con ½ taza de agua previamente.

Puedes usar la mitad de la cantidad de agua y la mitad de la leche, o solo leche para hacer el Champurrado.

Ah! y si puedes usar una olla de barro… el sabor cambiará sustancialmente y sabe a gloria.