Uno de los pasos más importantes en la vida de un estudiante es cuando sabe que estará presentando su examen de ingreso a la universidad.

No se puede comparar con el paso de casarse o cuando te dan la noticia de que serás padre, pero sí es uno de esos pasos importantes para muchos en su vida.

Recuerdo vívidamente cuando decidí tomar un curso preparatorio para conseguir mi pase y, con base en mi experiencia, te invito a que tomes en la UNITIPS el curso UNAM 2020 que es muy completo dentro de lo que conozco.

Cuando tienes un apalancamiento así, las probabilidades aumentan y eso te brinda mayor seguridad o te genera menos estrés.

El paso siguiente una vez dentro, es adaptarte a la vida universitaria y más si esto implica dejar tu hogar para trasladarte a un espacio lejos de casa donde vivirás por lo menos 4 años junto a otros estudiantes con el mismo reto por delante.

Resultado de imagen para curso universidad

Quizás a estas alturas aún no lo veas tan claro pero, te dejo un par de consejos al respecto además de tomar tu curso preparatorio:

a) Trabaja en tu relación de compañero de cuarto

Tu compañero de cuarto puede ser una gran fuente de consuelo y apoyo cuando atraviesas esta transición. Vivir junto con alguien que está pasando por lo mismo puede ser útil. no tengas miedo de desahogarte con tu compañero de cuarto y hazle saber si tienes dificultades.

Por otro lado, a veces las relaciones con los compañeros de cuarto no son fáciles, y si este es tu caso, probablemente sea mejor no forzarlo.

Si te esfuerzas demasiado para ser el mejor amigo de tu compañero de cuarto si está claro que la conexión no está allí, puedes crear una relación tensa e incómoda.

Tampoco quieres tomar represalias contra tu compañero de cuarto si no te llevas bien, esto solo empeorará las cosas. Haz tu mejor esfuerzo para vivir amigablemente con él o ellos y punto.

b) Conoce tus estrategias de afrontamiento

Cuando comienzas a luchar con algo o te estresas, ¿a qué recurres? Tal vez te guste hacer ejercicio o necesites una larga conversación con tu madre.

Asegúrate de saber cuáles son tus estrategias de afrontamiento y encuentra formas en las que puedas confiar fácilmente en ellas mientras estés en el campus.

Un error que muchos estudiantes cometen cuando de repente tienen mucha libertad es recurrir a la fiesta, las drogas y / o el alcohol como mecanismo de defensa.

Esto puede ser realmente tentador, pero esta estrategia no va a funcionar a largo plazo, y en realidad puede hacer que la universidad sea más difícil para ti, en lugar de ser más fácil.

c) El consejo más importante: pedir ayuda

No tengas miedo de obtener ayuda, ya sea de tus padres, tus profesores, tus amigos o de alguna autoridad de tu campus. No hay nada de malo en admitir que estás luchando y que necesitas ayuda.

Cada estudiante universitario de primer año tiene necesidades de salud mental.

Cada vez más universidades reconocen la necesidad de apoyo de salud mental para los estudiantes y casi todas las escuelas tienen centros de salud mental o consejeros disponibles para los estudiantes.

Resultado de imagen para profesores universidad

Si realmente estás luchando y encuentras la transición demasiado difícil, tampoco hay vergüenza en reevaluar tu elección universitaria.

Tal vez elegiste una escuela demasiado lejos de casa o te diste cuenta de que estás luchando para mantenerte al día con tu especialidad.

Si la posición en la que se encuentras no encaja bien, es posible que la transición sea mucho más fácil una vez que cambies algunas de tus circunstancias.