Month: January 2020

Cómo se logra que un producto llegue desde su fabricante hasta tus manos

Acabamos de pasar todo un ajetreo y unas deliciosas fiestas de fin de año y para muchos todo comenzó desde noviembre con esas grandes ofertas que traen cada año tanto el Black Friday o el ya famoso Día de los solteros.

Las ventas desde entonces se hacen más frenéticas por todos lados: tanto por internet como por los establecimientos físicos y todos han pasado por varias pruebas de atención para darle a sus clientes el producto, el servicio y la calidad que se merece.

Y para que todo esto funcione la pregunta aquí es ¿cómo se logra?

Veamos por ejemplo lo que vemos en un depósito fiscal. Aquí llega todo tiempo de mercancías para ser introducidas a nuestro país y así en cada país tendrá sus puertas y condiciones de acceso.

De ahí se van a los almacenes, tiendas y /o clientes finales.

Resultado de imagen para depósito fiscal

Pero esto, en general va mucho más atrás e implican muchos más puntos y pasos dentro del proceso… todo para tener en el mostrador o para que llegue a tu casa cierto producto.

Para que esto pueda fluir de una forma efectiva, el fabricante recurre a toda una serie de canales para conseguir que su producto llegue a tus manos.

A estos se les llaman canales de distribución y pueden ser tan simples o complejos como una gran red de cables telefónicos (para darte una idea gráfica).

En sí, los canales de distribución son vías a través de las cuales los productos viajan desde los productores y fabricantes hasta los consumidores finales.

Son rutas por las que fluyen los productos, la información y las finanzas.

Mientras que algunos fabricantes tratan directamente con sus clientes, la mayoría de los fabricantes utilizan un canal de distribución para llevar productos a los consumidores.

Se requieren considerables esfuerzos, esfuerzos e inversiones para crear y mantener un canal de distribución.

Los márgenes de canal y el gasto de los esfuerzos de ventas en la gestión de canales pueden formar una proporción sustancial de los costos totales de marketing.

Un canal efectivo puede ser una fuente de ventaja estratégica para las empresas.

El diseño y la gestión de canales son, por lo tanto, elementos importantes en la competitividad de una empresa.

Los canales también son importantes desde una perspectiva de política pública, ya que emplean a un gran número de personas y son críticos para la disponibilidad sin trabas de alimentos y otros productos para los clientes en todo el espectro socioeconómico.

Resultado de imagen para depósito fiscal

Los administradores de canales expertos realizan esfuerzos concertados para medir y monitorear la rentabilidad del canal y el retorno de la inversión (ROI) de los miembros del canal.

Además de garantizar un ROI saludable, las empresas utilizan una variedad de incentivos financieros y no financieros para motivar a los miembros del canal.

Los incentivos de canal pueden variar desde políticas de canal creíbles, apoyo al desarrollo del mercado, contacto complementario, incentivos de alto poder y contacto con el usuario final.

Así que cuando tengas en la mano ese producto que viene cerca de tu comunidad o aquél que ha viajado desde el otro lado del mundo, ten presente que ha pasado por muchos canales de distribución y mucha gente ha participado en este proceso para que ahora tu lo tengas contigo.

De México para el mundo…el champurrado, una bebida que calienta el alma

Mientras que en algunos países acostumbran desayunar apenas un café con una tostada, los desayunos mexicanos van mucho más allá que esto, siendo uno de las comidas más importantes del día y como tal, llega a ser abundante.

Esto lo permite más si es fin de semana.

A veces el ritmo de la semana no ayuda para sentarse a desayunar al puro estilo mexicano pero, cuando llegan las vacaciones o el anhelado fin de semana, las cosas cambian sustancialmente y para el bien de nuestro estómago y paladar.

Y si vas a los pueblos… las cosas llegan a ser mágicas.

Aquí podrás encontrar una variedad deliciosa de comidas locales y si hay algo que disfruto al visitar un pueblo y más en esta época de frío es el champurrado.

El chocolate ha sido parte de nuestra cultura desde la época de los aztecas cuando se preparó como una bebida con especias y masa de maíz.

Pero bueno, no hay que esperar hasta una salida, y el frío viene intenso, así que es ideal para preparar un clásico Champurrado a base de agua, pero también puede hacerlo con leche e incluso puedes agregar algunas cáscaras de naranja para darle un sabor extra.

Resultado de imagen de champurrado"

De cualquier forma que prepares esta bebida mexicana, estoy segura de que disfrutarás de compartirla con tus seres queridos durante esta época de frío.

Ingredientes

  • 8 tazas de agua
  • 200gr de piloncillo o ½ taza de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 2 tabletas de chocolate (si tienes la posibilidad de conseguir el que es de Oaxaca… mucho mejor)
  • ¾ taza de harina de maíz (con la que se hace la masa para las tortillas)

Preparación

Coloca 6 tazas de agua en una cacerola grande junto con el piloncillo y la rama de canela. Calienta el agua hasta que comience a hervir y luego reduce el fuego y deja hervir a fuego lento durante unos 10 minutos hasta que el piloncillo se derrita.

Si usas azúcar regular, este paso tomará menos tiempo, ya que el azúcar se disolverá en aproximadamente 4-5 minutos.

Una vez que el piloncillo o el azúcar se hayan disuelto, agrega las 2 tabletas de chocolate y deja que se disuelvan aproximadamente 5 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Mientras tanto, en un tazón mediano, vierte las otras 2 tazas de agua y mezcla la harina.

Mezcla bien con un batidor de huevos si es posible para evitar formar grumos. Asegúrate de tener una textura muy cremosa.

Cuando el chocolate se haya disuelto por completo, vierta lentamente la mezcla de harina en la olla mientras revuelves para asegurarte de que no haya grumos.

Si deseas estar segura y evitar los grumos de harina, usa un colador para verter la mezcla.

Encienda el fuego a medio hasta que el Champurrado comience a hervir y luego reduce el fuego a bajo y cocina a fuego lento, revolviendo constantemente.

Después de 6-8 minutos, la mezcla se espesará. Dejar de cocinar por 5 minutos más. Ten cuidado al servir ¡su consistencia espesa mantiene la bebida extremadamente caliente!

Resultado de imagen de champurrado"

Notas

A algunas personas les gusta una consistencia muy espesa. Prueba la receta con los ingredientes mencionados anteriormente y si aún deseas una consistencia más espesa, agrega 2 o 4 cucharadas más de harina mezclada con ½ taza de agua previamente.

Puedes usar la mitad de la cantidad de agua y la mitad de la leche, o solo leche para hacer el Champurrado.

Ah! y si puedes usar una olla de barro… el sabor cambiará sustancialmente y sabe a gloria.